Los Clavijo

Los Clavijo fueron durante mucho tiempo la casa más rica del pueblo. Aún poseen sus tierras, la botica, el molino y el horno del pan, bodegas y viñas; sin embargo tras el incendio que hace dieciséis años destruyó su casa, la opinión general es que los Negredo han quedado en mejor posición. Aún así, si la riqueza se mide en modales, no hay duda de que los Clavijo aún superan en ese aspecto a cualquier familia de Valdegrajos.


Diego Clavijo

Culto, gran defensor del método científico para incredulidad de todo Valdegrajos, muy instruido y algo despistado del día a día, Diego es el boticario del pueblo y, al menos nominalmente, cabeza de la familia. Pocos en el pueblo niegan su destreza fabricando remedios, pero pocos también le hacen caso en  su empeño en “desterrar las supersticiones”. Fiel a esta idea de modernización Diego participa también en las fuerzas vivas de Valdegrajos, donde sus ideas chocan a menudo de frente con las del párroco Andrés.

Ver en el árbol de Valdegrajos

 

Pepa Clavijo

Eficaz y práctica donde su esposo es teórico, la gente hace tiempo que se ha dado cuenta de que para tratar los asuntos de la familia es con Pepa con la que hay que hablar. Lleva las riendas de los Clavijo, las cuentas de la casa y las llaves de la despensa. Tiene fama de ser una negociante implacable y estar demasiado acostumbrada a mandar... pero en una familia con poco sentido práctico como le ha tocado, alguien tiene que mantener el orden.

Ver en el árbol de Valdegrajos

 

Teodora Clavijo

Hermana menor de Pepa, dependiendo de la malignidad de quien hable las opiniones sobre Teodora oscilan entre “bonachona” a “simple”. Teodora es una mujer amable a la que no le gusta discutir ni los enfrentamientos. A menudo se recurre a ella cuando para mediar en las disputas, y no lo suele hacer mal, lo que desmiente la fama de simple que le achacan. Viuda desde hace años, forma parte de las Señoras, y cuando sus tareas en el horno se lo permiten, nada alegra más que ir y venir de casa en casa. Siempre tiene en el bolsillo dulces para los jóvenes y chismes para todos, con lo que su presencia suele ser bien recibida.

Ver en el árbol de Valdegrajos

 

Felisa Clavijo

Hija de Teodora, Felisa es heredera sin embargo del mismo sentido práctico de su tía Pepa. Es sin duda la señorita más señorita de todo Valdegrajos;  en un pueblo tan pequeño, eso no incluye que no trabaje como los demás en el horno y el molino, pero ninguna otra viste tan bien en la iglesia ni muestra mejores modales en la mesa. Tras la boda de Cecilia, Felisa es ahora LA moza casadera de Valdegrajos, salvo que alguien esté muy decidido a enfrentarse a la timidez de Aurora Vinuesa... o a todos los hermanos de Úrsula Montenegro.

Ver en el árbol de Valdegrajos

 

Venancio Clavijo

Hijo de Pepa y Diego, muchos se temían que el hijo de dos primos carnales saliera poco listo, y ha sido un alivio para todos que Venancio fuera un chico normal. Las malas lenguas dicen que ha heredado el escaso sentido práctico de su padre sin heredar al tiempo su erudición, pero lo cierto es que no se desempeña mal en el molino, y hace buen papel en los Mayos. Y se va a llevar pronto a una de las chicas más solicitadas de Valdegrajos...

Ver en el árbol de Valdegrajos

© 2009 Erebo. Todos los derechos reservados. El blog | Nosotros | Aviso legal | Normas de uso | Contacto