Generalidades

La base de la alimentación a comienzos del XIX, estaba compuesta por cereales (trigo, arroz, maíz, dependiendo de la zona)

Dependiendo también de la zona y la época se incorporan verduras, hortalizas, frutas y legumbres. La principal fuente de grasas era el tocino y los embutidos (gracias a la frecuente cría de cerdos en los hogares). Salvo que se contara con una posición desahogada, la carne fresca solo se consumía en las ocasiones, y principalmente de cordero. Mas asequible, pero aún así escaso era el queso o los huevos.

El pescado se consumía los viernes y en la cuaresma, y casi exclusivamente salado, salvo para las clases mas favorecidas o para aquellos que vivieran en zonas donde podían procurárselo.

Todo lo anterior se acompañaba de vino, aceite de oliva, sal y, dependiendo del poder adquisitivo, azúcar.

Una comida típica seria pan (blanco para los mas pudientes, negro, boroña e incluso amasado con harina de habas para los menos), potaje de legumbres (judías, garbanzos, nabos, patatas) espesado con algún cereal (arroz, maíz) y acompañado de verduras (zanahorias, guisantes), condimentado de maneras muy variadas (carne o tocino cocidos si se tenia la capacidad económica, aceite, sal, ajos y pimientos si no tanta. Los mas empobrecidos, quizás solo sal)

 

© 2009 Erebo. Todos los derechos reservados. El blog | Nosotros | Aviso legal | Normas de uso | Contacto